Mini Espacio Didáctico de Salud Bucodental

Injerto De Hueso Dental

Nuevamente, la Doctora Calvo nos resuelve dudas y en este caso, se trata de un tema que a muchos de nuestros usuarios les inquieta, como son los injertos de hueso dental.

En el siguiente mini espacio didáctico, la doctora nos explica perfectamente y de manera que todo el mundo lo pueda entender, de que se trata este tratamiento, como se lleva a cabo y que materiales se usa.

Respondemos a nuestros pacientes

Dudas Frecuentes

En primer lugar, comentar que el hueso, que se encuentra por debajo o por encima de la encía, es fundamental. ¿Qué ocurre entonces para que muchos pacientes no dispongan de él?. En la mayoría de los casos, el hueso se ha reabsorbido por falta de estímulo mecánico debido a la extracción de dientes o a la pérdida de piezas dentales.

A la hora de fijar implantes a la boca de nuestros pacientes, se necesita un soporte para poder anclarlos y la falta de este hueso impide que se pueda realizar con garantías.

Entonces, para suplir la falta de hueso, hay que crearlo.

El que mejor funciona es el hueso propio, es decir, el autoinjerto, pero tiene el handicap que para colocarlo se debe hacer una doble intervención, es decir, la intervención para coger ese hueso, que puede ser de la rodilla, la cabeza, etc, y la intervención para reinjertarlo.

Este primer tipo de hueso, por tanto, es más traumático que por ejemplo realizar el injerto con hueso bovino desmineralizado, tenue, que no produce reacciones alérgica y preparado para este tipo de intervenciones.

En Artydents, es el hueso bovino el que utilizamos en nuestros tratamientos de injerto de hueso dental y con esto evitamos molestar a nuestros pacientes con esa doble intervención.

Una vez colocado el injerto, hay que cubrirlo con una membrana según el caso y esperar a que se forme un hueso compacto. De esta forma vamos creando un hueso similar característica al que ya poseemos.

No, este tratamiento, por sus características, es mínimamente invasivo e indoloro.

Se trata de buscar la zona donde hay que injertarlo y colocar en ella la cantidad de hueso necesaria para cada caso, por ejemplo, 0,5 gr. o 1 gr. de hueso.

Dependiendo de otros casos, requerirá el cubrimiento con una membrana para evitar la invasión epitelial

No más allá de las molestias típicas que puede producir una intervención en la boca que se combate con antibiótico, antiinflamatorios y hielo en zona localizada

En casos especiales de pacientes, cómo por ejemplo, personas diabéticas, si se pueden presentarse rechazos.

En la mayoría de los casos un rechazo del injerto se categoriza como muy raro. Lo que si puede ser posible, es que en la primera intervención, haya que volver a actuar porque aún no se haya conseguido el hueso compacto que esperábamos, pero existe una doble oportunidad para conseguirlo.

Además, las infecciones posintervención son muy raras, dado el alto grado de esterilidad en el procedimiento.

Resumiendo, es un tratamiento que funciona y que puede devolver la sonrisa a pacientes que han perdido la fe en volver a tener una boca totalmente funcional o que desconocían este tipo de tratamientos.

Puedes mandarnos tus consultas a la siguiente dirección

Mini Espacio Didáctico Injerto de Hueso Dental